Los esfuerzos por incluir a la población en el sistema financiero han dado frutos. De acuerdo con el Global Findex del Banco Mundial, de 2011 a 2017, el porcentaje de adultos guatemaltecos con una cuenta bancaria creció de 22.3 a 44.1.

A pesar de la mejoría, la bancarización sigue siendo un desafío para el país, pues el promedio mundial se sitúa en 68.5%. Aunque el 42.3% de la población nacional ahorró, solo el 12.1% lo hizo en instituciones reguladas. Las razones van desde la falta de educación hasta la dificultad de cumplir con los requisitos exigidos a la hora de contratar productos y servicios financieros.

El Grupo de los 20 (G20), una organización de países que representa el 90% del PIB mundial, considera que las herramientas digitales son clave para promover y alcanzar la inclusión financiera. La organización propone entre otras acciones:

  • Aumentar los pagos digitales
  • Generalizar el uso de documentos digitales para abrir cuentas
  • Promover la educación financiera
  • Fomentar la tecnología móvil
  • Adaptar productos bancarios a las características y necesidades de cada región

En ese sentido, y en aras de contribuir a la inclusión financiera, Bantrab impulsó este año distintas iniciativas tecnológicas. Una de ellas es BancAprende, una plataforma de educación financiera gratuita, desarrollada en alianza con la Universidad del Valle de Guatemala.

Asimismo, lanzó APP Remesas Bantrab y la cuenta simplificada para migrantes. La primera permite a los guatemaltecos que residen en Estados Unidos enviar remesas en forma directa y en tiempo real a sus familiares o amigos en Guatemala. La segunda facilita la bancarización de quienes las reciben, pues el titular puede abrirla con Q50 y su documento de identificación personal (DPI).

Estos esfuerzos constituyen una herramienta valiosa para la bancarización de los familiares de los 2.9 millones de guatemaltecos que trabajan en Estados Unidos.